La Orden del Temple, de ¿Protectores de la Fe Cristiana a adoradores del Diablo?.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Orden del Temple, de ¿Protectores de la Fe Cristiana a adoradores del Diablo?.

Mensaje  Admin el Miér Jul 15, 2009 7:15 pm



Su nombre es Baphomet, (Dios de la luz), Dan Brown en su novela Ángeles y demonios nos Ilustra a la perfección sobre una secta que decía llamarse “Los Ilumina ti”, tachados también como seguidores del dios de la luz, en dicha novela se explica que el iluminado es el que superpone los razonamientos lógicos a las ideas religiosas o místicas, pero… ¿Y los templarios?
¿Eran también los templarios seguidores de algún tipo de ente maligno?, ¿Por qué pasan de ser Arquetipos de la Fe Cristiana a Reprochables seguidores del Diablo?

Debemos comprender un poco la Historia para llegar a una cierta conjetura, para ello, debemos remontarnos a los comienzos de los templarios, concretamente hasta la primera Cruzada, donde se comenzaron a constituir los principados Latinos en trípoli, Antioquía y Jerusalén, Donde ya Balduino I asumió el Reinado en 1100.

Al término de la Cruzada, algunos caballeros decidieron quedarse para defender los santos lugares y con ello a los cristianos que iban a ellos.

El Rey Balduino, al tener pocos recursos para ofrecer a sus Caballeros, les cedió parte de la Mezquita de Al-Aqsa, hasta que el propio rey la Abandono para marcharse al templo de David.

Hugo de Payens, fundador y primer Maestre de la Orden, por aquella época, la Orden se dedicaba a reclutar a cristianos para unirlos a sus filas y pedir donaciones.

Posteriormente, la orden de los templarios fue creciendo y haciéndose mas solvente, aunque la iglesia no veía con buenos ojos que unos caballeros que habían derramado sangre, fueran ordenados.
Es por esto que la Orden toma más popularidad a la llegada de Bernardo de Claraval, que debido a sus altas influencias, la da a conocer en Europa, sobre todo en la corte Papal.

Claraval proporciono fuentes abundantes de ingresos, y eso hizo limar las asperezas que rondaban a la orden.Los privilegios de la Orden fueron confirmados por las bulas Omne datum optimum (1139), Milites Templi (1144) y Militia Dei (1145). En ellas, de manera resumida, se daba a los Caballeros Templarios una autonomía formal y real respecto a los Obispos, dejándolos sujetos tan sólo a la autoridad papal; se les excluía de la jurisdicción civil y eclesiástica; se les permitía tener sus propios capellanes y sacerdotes, pertenecientes a la Orden; se les permitía recaudar bienes y dinero de variadas formas.

La Orden tomo Gran fuerza económica y al mismo tiempo perdían resistencia militar, Después de perder algunos territorios en tierra santa, tuvieron que retroceder a Europa, donde continuaron con sus Negocios de intercambio de bienes i riquezas, ya que protegían las riquezas de numerosos príncipes y Reyes.

Con la llega del último Gran Maestro de la Orden, (Jaques de Moley), El Rey Francés Felipe IV Vio que la orden, que contaba con más de 1000 Caballeros y una de las riquezas más abultadas de toda Europa, se estaba convirtiendo en un peligro, un peligro del que el propio Rey sentía miedo.

Comenzó a obtener independencia que se sumaba a los privilegios que anteriormente les habían concedido, es por esta independencia que el Rey Felipe IV de Francia y el Papa Clemente confabulan para disolver la orden, y es cuando más de 10 de los caballeros son llevados a los calabozos para ser torturados.

Sobra decir que todos los caballeros confesaron afirmativamente a cada una de las acusaciones, entre la que se encontraban las de adoradores del Diablo, solamente para que cesaran las torturas, algunos incluso murieron en los mazmorras fruto de dichos maltratos.

El Propio Jaques de Moley Confesó haber mentido para pararan los castigos, pero desgraciadamente los que no murieron en los calabozos, murieron en la hoguera, ya que se rumoreaba que todo era mentira y era fruto de la avaricia y el miedo del propio Rey. El Rey se quedó con las posesiones y riquezas de la orden, aunque el Papa no recibió la parte que esperaba.

La novelas Históricas cuentan que cuando Jaques de Moley ardía en la hogera emplazó tanto al Rey Frances como al Papa Clemente con las siguientes palabras: «Os espero ante el tribunal de Dios antes de que termine el año». Y lo cierto es que un mes después Clemente Murió, y en Noviembre del mismo año Murió el Rey Francés, el cual tuvo una desgracia mayor, ya que toda su descendencia se extinguió, los hijos que iban tomando posesión del trono, iban muriendo, Hasta que terminó la casa de Capeto y entró la de Valois.

Cuenta la leyenda que La orden siguió en secreto y que no todas las riquezas les fueron expoliadas, y que aún hoy en día existen descendientes de la Orden, y que algunos incluso pretenden hacer justicia y reclamar lo que un día les quitaron.
avatar
Admin
Gran Maestro Templario

Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 05/07/2008

Hoja de personaje
Nombre de guerra: Maestro templario
Distinción: Caballero
Fuerza:
1000/50000  (1000/50000)

Ver perfil de usuario http://la-sagrada-orden.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.